Juan Carlos Garrido, egresado del Magíster en Historia de América Latina, cuenta sus apreciaciones del programa

Juan Carlos Garrido, egresado del Magíster en Historia de América Latina UDP, relata las herramientas entregadas por el magíster, además de su motivación para cursarlo y sus apreciaciones acerca de los cursos impartidos.

¿A qué te dedicas actualmente?

Actualmente estoy realizando el Doctorado en Estudios Latinoamericanos en la Universidad de Chile. Partí el año pasado y estoy en pleno proceso de preparación de mi proyecto de tesis y del examen de calificación.

¿Cuál fue la motivación para realizar un magíster?

Mi principal motivación fue porque, luego de terminar la licenciatura, seguía con inquietudes intelectuales que quería resolver. Por otro lado, tras realizar mi tesis de pregrado, me di cuenta que quería dedicarme a la investigación, por lo mismo, opté por continuar un magíster para seguir profundizando problemáticas historiográficas y madurar intelectualmente. Además, en ese momento estaba realizando ayudantías y participando en proyectos de la UDP, por lo que me acomodaba realizar un magíster en paralelo a mis actividades académicas.

¿Por qué decidiste este magíster?

Cuando entré al magíster de la Escuela de Historia de la UDP, no existían programas de postgrado en historia latinoamericana en Chile, sólo existían programas interdisciplinarios. En mi caso, soy hijo de una mujer inmigrante, por lo que el tema de América Latina siempre me generó inquietudes. Además, como realicé mi licenciatura en esta misma Escuela, estaba al tanto de los temas de investigación que realizaban y decidí continuar mis estudios en este mismo lugar. En general, era un programa actualizado e informado respecto a las corrientes historiográficas contemporáneas, y centrado en una propuesta de pensar la historiografía chilena y latinoamericana en perspectiva comparada y transnacional, lo cual me llamó mucho la atención desde un principio. Por otro lado, daban facilidades para trabajar en las tutorías y ayudantías que ofrecía la Universidad, por lo que también significaba una instancia para ir armando mi carrera académica.

¿Cuál es tu opinión acerca de los cursos impartidos?

Como dije anteriormente, eran cursos actualizados e informados. Tuvimos la oportunidad de leer y discutir textos y autores muy leídos en la historiografía latinoamericana, además de tener una formación muy rica en teoría. Lo que más me gustó de los cursos del magíster, es que todos proponían escaparse de las fronteras nacionales para pensar en una historia transnacional y comparada, por lo mismo, siempre se nos invitaba a pensar casos de estudios fuera de Chile, o bien, profundizar en algún país latinoamericano en específico. En mi caso particular, culminé mi proceso con una tesis sobre la construcción de nación en Chile y Perú hacia finales del siglo XIX, siguiendo la misma línea del magíster sobre historia transnacional y comparada. Otros compañeros, por ejemplo, trabajaron la dictadura en Brasil o la Patagonia. Otro punto a favor de los cursos impartidos, es que los profesores estaban al tanto de nuestros proyectos de investigación, es decir, no éramos un estudiante más, sino que formábamos parte de una comunidad académica en donde cada profesor/a aportaba a nuestra formación disciplinaria según nuestros temas de interés.

¿Cómo se integran las herramientas del magíster a tu profesión?

Actualmente estoy realizando un doctorado interdisciplinario. Principalmente mi formación teórica del magíster es la que más me ha servido para integrarme en esta nueva fase de postgrado, principalmente en debates sobre género, poscolonialidad y subalternidad -que son los temas que trabajé en el magíster y sigo trabajando en el doctorado-, entregándome herramientas para dialogar con otras disciplinas como la literatura o la antropología. Por otra parte, también valoro mi formación metodológica y en investigación, porque en el magíster fueron rigurosos respecto a cómo íbamos construyendo nuestros proyectos y tesis de investigación, lo cual me ha servido para participar en otros proyectos de investigación y, actualmente, en la realización de mi tesis doctoral. Otro elemento importante, es que las herramientas teóricas adquiridas en el magíster, también me han servido para madurar mis ideas e inquietudes intelectuales e ir publicando mis temas trabajados. De hecho, varios trabajos realizados en el magíster los he ido publicando, porque fueron trabajos basados en discusiones con el/la profesor/a, entre mis compañeros/as y con las lecturas realizadas en el programa.